Somos niños

Somos niños, escondidos dentro de nuestra coraza de adultos, esa que hemos creado durante años a base de protegernos de todo lo que nos ha hecho daño, cómo si se tratase de demostrarle a los demás lo fuertes que somos, aun sabiendo que nuestro niño sigue ahí dentro, sin que le hagamos caso, reprimido por nuestro empeño en ser lo que no somos…por mantener lo que realmente no queremos.

Pero el niño siempre está ahí, como  la parte más vulnerable que todos llevamos dentro, y cuando se siente herido lo manifiesta cuando menos lo esperamos, y aparecen nuestros miedos, nuestra ansiedad, nuestra ira, nuestra frustración, nuestra soledad, nuestros pensamientos negativos, nuestras lágrimas, nuestra desesperación……..pero lo hace para ayudarnos, sólo pide que le escuchemos, que le prestemos atención, que le demos el cariño que se merece, sólo quiere amor y aceptación por nuestra parte.

Sólo así, disolveremos nuestra coraza y con ello desparecerán todos nuestros fantasmas y volveremos a ser lo que realmente somos….niños.

Óscar Cebollero

 

imagen licencia CCO pixabay.com

 

0