Proyecto Halepensis: Acciones y Comunicación contra la Emergencia Climática

Proyecto Halepensis es uno de mis proyectos más ambiciosos e ilusionantes, donde tengo como objetivo concienciar a las empresas de la necesidad de poner en marcha acciones que compensen las emisiones de CO2 a la atmósfera que realizan con motivo de su actividad y convertir estas acciones de compensación, en una Estrategia de Comunicación que coloque a la empresa entre las marcas que apuestan por un cambio y que afrontan con preocupación y acciones concretas la emergencia climática en la que se encuentra el planeta.

El nombre del proyecto (halepensis) es el nombre de la especie de pino autóctono en España que se conoce como Pino carrasco y que es la especie forestal que más cantidad de CO2 absorve durante su crecimiento, aproximadamente 50 toneladas año por cada pie, lo que supone lo mismo que emite una flota de 20 vehículos de una empresa circulando duarnte un año.

Las empresas durante su actividad emiten C02 a la atmosfera. ¿Cómo lo hacen?

Fundamentalmente las emisiones de CO2 son producidas por 3 grandes sectores:  industrial, generación de electricidad y transporte, y en menor medida producen gases de efecto invernadero como el CO2 los usos residenciales, los residuos y la agricultura.

  • Empresas que durante su actividad utilizan medios de transporte propulsados por derivados del petróleo ( aviones, automóviles, camiones, motocicletas.).
  • Emisiones de CO2 originadas por la industria manufacturera al quemar combustibles fósiles.
  • Emisiones de CO2 originadas por la producción de electricidad y calefacción mediante el uso de combustibles fósiles.

¿Qué provoca la acumulación de CO2 ?

2 efectos fundamentales:

  1. Un tercio de las emisiones de CO2 del planeta es absorbido por el mar. Esto provoca que sus aguas bajen su PH ( se acidifiquen), afectando así a su flora y fauna.
  2. Contaminación de la atmosfera que provoca un efecto invernadero al acumular grandes cantidades de CO2 en las capas altas de la atmosfera que dificultan el flujo energético de salida, lo cual provoca un aumento de la temperatura del mar y de la tierra.

¿Podemos evitar emitir CO2?

No, el CO2 es necesario para nuestra supervivencia ya que los gases efecto invernadero mantienen una temperatura adecuada en la tierra, el problema radica en el aumento exponencial de las emisiones en la última década, llegando a niveles preocupantes de acumulación, con niveles jamás vistos. Y lo peor es que según la Agencia Internacional de la Energía, las emisiones de CO2 aumentarán el 130% del 2019 al 2050, lo cual ocasionará daños en el planeta imposibles de revertir.

Si unimos este aumento en las emisiones con la deforestación de zonas vegetales que se está produciendo, limitamos la capacidad regenerativa de la atmosfera para eliminar el dióxido de carbono.

Muchos países están tratando de reducir sus emisiones y en Kioto (Japón) se firmó un protocolo que entró en vigor en el año 2005 que era un compromiso mundial para reducir las emisiones, sin embargo, no se ha conseguido reducir si no que sigue aumentando. Según el último informe del Pnuma (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado el 1,5% cada año en la última década a pesar de los diferentes avisos y llamamientos a la acción.

¿Qué se puede hacer?

Si no podemos evitar emitir CO2, al menos sí podemos hacer otras acciones para compensarlo, es lo que se conoce como “Compensación de emisiones” y tiene el objetivo de conseguir un balance neto de emisiones igual a cero.

Si conseguimos invertir en proyectos que, o bien reducen la cantidad de CO2 en la atmósfera, o bien evitan la emisión de más CO2, esta inversión consiste en aportar voluntariamente una cantidad de dinero proporcional a las toneladas de CO2 que una organización emite en un periodo de tiempo determinado (un año, normalmente).

El precio de esta inversión oscila entre los 10-30 € por cada tonelada de CO2 emitida al año.

¿Qué tipo de acciones de Compensación de Emisiones podemos realizar?

2 tipos de acciones:

  1. Acciones destinadas a absorber CO2
  • Reforestación de zonas estratégicas (actúan como sumidero de carbono.)
  • Proyectos de jardinería vertical, fachadas vegetales y cubiertas vegetales.
  1. Acciones destinadas a disminuir las emisiones de CO2.
  • Mejora de prácticas agrícolas.
  • Uso de energías renovables para producir energía
  • Eficiencia y ahorro energético
  • Tratamiento de residuos.

¿Cómo cuantificaremos la reducción de emisiones de C02 o su compensación?

Mediante el cálculo de las emisiones por un lado ( lo que se denomina calcular la huella de carbono) y la compensación por el otro (compensación de la huella de carbono) , esto generará un balance cuyo objetivo es cuantificar e ir reduciendo de forma gradual hasta llegar a un balance “neutro”.

La deforestación

La deforestación en el planeta es un problema de gran envergadura. Según el último informe publicado por la FAO, la principal causa de la deforestación radica en la conversión de la tierra forestal en zonas de agricultura y ganadería para cubrir la cada vez mayor demanda de alimentos debido al aumento de la población en los países en desarrollo.

La Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales (FRA), coordinada por la FAO, concluyó que el porcentaje de tierras forestales con respecto a la superficie terrestre mundial había disminuido del 31,6% en 1990 al 30,6% en 2015.

Plantación de especies vegetales para absorver CO2 (Acciones de forestación)

La forestación de zonas especialmente castigadas es una de las acciones que más pueden favorecer la absorción de CO2 presente en la atmosfera, ya que los árboles durante su crecimiento necesitan CO2 para producir energía durante el proceso denominado fotosíntesis.

Los árboles más jóvenes absorben dióxido de carbono rápidamente mientras crecen, por lo acciones conjuntas de reforestación ( plantas nuevas) y de selvicultura ( tratamientos de regeneración en un monte ), conseguiremos que los bosques se conviertan en auténticos «sumideros» de CO2.

Existen, además, especies que por su alta capacidad de crecimiento y sus caracteristicas fisicoquímicas, son altamente consumidoras de CO2, por lo que si queremos generar más impacto en la compensación de emisiones, deberíamos tener en cuenta el tipo de especies en nuestro plan de reforestación. En España, diferentes estudios han demostrado que son algunas de las especies de pinos autóctonos las que más capoacidad de absorver CO2 tienen, el pino carrasco ( pinus halepensis) y el Pino Piñonero ( Pinus pinea ) son capaces de absorver 50 toneladas de CO2 al año, cantidad que supone el total de emisiones de unos 20 vehículos de combustión en un año.

Estrategia de Comunicación

La sociedad se ha cansado de palabras y compromisos que no se cumplen y demanda acciones concretas para poner freno a la contaminación del planeta. Millones de millenians se unen a través de las redes sociales y se manifiestan exigiendo a los gobiernos, a las empresas y a la sociedad un compromiso claro en la lucha contra los efectos de las emisiones contaminantes. ¡El mensaje es muy claro!.

Por ello, las empresas que sepan comunicar de forma clara, sincera y detallada acciones puestas en marcha con el objetivo de contribuir a reducir el impacto de sus emisiones de CO2 a la atmosfera, o en su defecto emprender acciones de compensación, serán empresas “friendly” para muchos consumidores que solo seleccionarán a sus proveedores de productos y servicios en base al compromiso real con el medioambiente.

Entre elegir una empresa contaminante y una no contaminante, la decisión cada vez está más clara.

Beneficios de poner en marcha el proyecto Halepensis

Credibilidad, Reputación, Empresa catalogada como responsable, preocupada por el medioambiente y empresa activista., friendly para los millenians.

Plan de Acción

El plan de acción se divide en 4 fases:

Fase 1: Calcular la huella de Carbono.

Fase 2: Diseño de un plan de acciones de compensación y un calendario.

Fase 3: Puesta en marcha del calendario de acciones.

Fase 4: Diseño de la Estrategia y Ejecución del Plan de Comunicación