Parte II: El Reflejo en el cristal

La lluvia no dejaba de caer e inundaba de lagrimas el cristal en el que su rostro seguía reflejado, ese rostro tan conocido para ella pero que escondía tantas cosas que ni ella a veces podía predecir.

Por su mente salían muchas reflexiones, como cuando tienes la seguridad de que no eres capaz de controlar tus emociones y que la diferencia entre el mundo exterior y el interior te supera, entonces intentas sumergirte dentro del mundo exterior, ese mundo de fortaleza y de confianza que proyectas y al mismo tiempo te alejas de tu mundo interior, lleno de miedos, prejuicios e inseguridades.

Pero delante del cristal, tu mente es la que observa mientras tu cuerpo físico sigue allí sentado, junto al café, y ante el poder de la mente lo que aflora inevitablemente es tu mundo interior.

El sonido de su teléfono provocó una vuelta hacia el mundo exterior y el observador despareció de allí…Ella miró la pantalla, era un número que no tenía guardado en su agenda, y sin pensarlo dos veces pulsó la tecla verde.

” Hola…¿ que tal ? ya veo que no conservas mi número….”

Ella, sobresaltada, supo enseguida quién estaba al otro lado del teléfono, esa voz era inconfundible para ella, una voz que abrió la caja de los recuerdos de forma súbita y su piel lo sintió cómo si una ráfaga de aire frío se hubiese colado dentro de la cafetería.

” Hola… que sorpresa volver a escuchar tu voz…..!!!”

” Disculpa que te llame así sin avisar, sé que ha pasado mucho tiempo pero necesito comentarte algo importante y no podía esperar mucho para hacerlo, y disculpa que sea tan claro pero lo que quiero comentarte necesito hacerlo en persona y me gustaría que pudiésemos tomar algo mañana…..”

Mientras escuchaba su voz comenzaba a sentirse incómoda y algo nerviosa….algo en su mundo interior le estaba poniendo en alerta….

“Podemos vernos sobre las 8 en el sitio al que íbamos siempre, si te parece bien claro….”

Ella con la voz un poco titubeante fruto de los nervios, se limitó a decir “la verdad es que tu llamada me ha dejado sorprendida, no era algo que pudiese esperar, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que hablamos y me gustaría que me puedas adelantar algo de lo que me vas a contar, por favor.”

” Sé lo que puedes estar pensando y siento de verdad haberme puesto en contacto contigo de ésta forma, pero no puedo adelantarte nada por teléfono, es algo que necesito pedirte y necesito que sea cara a cara….”

“Está bien….mañana nos vemos “.

…..CONTINUARÁ

Óscar Cebollero

imagen licencia CCO pixabay.com

 

0