Empresas tristes

La tristeza es algo que no se puede medir, algo intangible, pero que se nota, se percibe, se puede oler y a veces hasta se contagia. Esta emoción tan sumamente básica, nos apaga, nos debilita por dentro y por fuera y nos obliga a mirar hacia nuestro interior en busca de razones y explicaciones.

En el caso que me ocupa, las empresas, la tristeza es una sensación más que una emoción, y es una sensación que suelen percibir elementos externos a la empresa y difícilmente visible desde el interior de la misma.

Víctor Hugo decía allá por el siglo XIX que ” El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad” y ésta frase podría perfectamente ser válida dos siglos después teniendo en cuenta lo que voy a exponer a continuación.

Mi profesión se basa en un gran porcentaje en la consultoría estratégica, me encargo de ayudar a las empresas a que puedan orientar su negocio hacía el aumento de las ventas y la fidelización de clientes, utilizando herramientas tan poderosas como el Marketing Digital, la Inteligencia Artificial,  el Machine Learning, el Análisis de datos, etc.

Sin embargo, toda esta labor se hace prácticamente imposible si te encuentras con lo que denomino “empresas tristes” y el mercado está lleno de este tipo de empresas, que aunque muchas de ellas llevan muchos años de vida, sus mejores años ya pasaron y ahora subsisten en un mercado cada vez más competitivo e incluso muchas de ellas están condenadas a la desaparición.

¿ Como identificar una empresa triste ?

En mi opinión, hay diferentes formas de identificar a una empresa triste, una de ellas está basada en el análisis de 4 aspectos fundamentales:

Innovación

La innovación es siempre aire fresco para una empresa, y su implementación constante ofrece una imagen al exterior de empresa moderna y fiable. Si las ventas disminuyen, no suelen tomar medidas. Las empresas tristes, huyen de todo lo que sea invertir en nuevas tecnologías, no le ven la importancia a todo aquello que tiene que ver con el mundo digital, puede que tengan un sitio web e incluso perfiles en Social Media pero no los cuidan ni les sacan partido, además, sus procesos de trabajo son los mismos desde hace años, no motivan a sus empleados ni premian su esfuerzo por cambiar. La toma de decisiones se realiza siguiendo los mismos patrones que les hicieron crecer hace tiempo, pero que ya no sirven para el mercado actual.

Creatividad

Una empresa triste se caracteriza por unos niveles muy bajos de creatividad. La creatividad es alegría, es viveza, es energía. Una empresa que no hace cosas diferentes, no puede tener resultados diferentes, por lo que la creatividad debería ser uno de los aspectos por los que toda empresa debe apostar.

Análisis de datos

Hoy en día, tomar decisiones sin analizar datos previamente es una temeridad, es fracaso asegurado. Disponemos de muchas fuentes de datos, nunca en la historia de la humanidad teníamos tantos datos para su análisis. Una de las herramientas más potentes y que mejores resultados ofrece es la detección de patrones de comportamiento entre nuestros clientes y visitantes, lo cual  nos permitirá de forma altamente fiable poner en marcha acciones que den una imagen de empresa que se preocupa en escuchar a sus compradores, entenderlos, ponerles una sonrisa y darles lo que ellos necesitan.

Humanización

Una empresa triste se caracteriza por carecer de empatía con su entorno, de no transmitir que detrás de su marca, hay personas con Responsabilidad Social, que se preocupan por un mundo mejor, por un futuro esperanzador, por ayudar a los demás, por el respeto al medioambiente, y en definitiva, por trasmitir la alegría de vivir!

Empresas alegres

No es casualidad que las empresas más grandes del mundo, sean empresas que dan una sensación permanente de innovación, de estar a la última, de dar rienda suelta a la creatividad, a la expresividad, hacer cosas diferentes, ilusionar, motivar, escuchar a sus clientes, entender lo que demandan, de crear siempre una experiencia maravillosa.

Todo ello les ha hecho tener una gran masa de followers que comprar sus productos y servicios, que se identifican con su filosofía, y en definitiva, que también quieren ser alegres!!

Óscar Cebollero

 

imagen cortesía de pixabay.com

0