!Ya no hay excusas! El movimiento Greta está obligando a las empresas a cambiar su forma de comunicar.

Llevo tiempo recomendando a las empresas que cambien su forma de comunicar, que deben comenzar a hacerlo desde el alma, desde la verdad, desde la convicción, desde las entrañas y no de forma intrusiva donde solo importa vender el producto/servicio.

Esta forma de comunicación, muy extendida por desgracia, ya no solo no funciona, si no que tiene consecuencias muy negativas para la marca, ya que el consumidor te señala y te incluye en su lista negra de empresas «unfriendly».

Los telediarios y medios digitales de estos últimos días, nos han mostrado a masas de gente muy joven, con smartphones y pancartas saliendo a la calle gritando un gran «basta ya», exigiendo a los gobiernos, a las empresas y a la sociedad un compromiso claro en la lucha contra los efectos del cambio climático. ¡El mensaje es muy claro!.

Muchos de ellos son y serán grandes influencers, como Greta Thunberg, que hado su nombre al movimiento, y que con tan solo 16 años es ya un referente para millones de jóvenes en el mundo.

¿En qué lado quieres estar? Factores como la baja emisión de gases nocivos, el uso de vehículos no contaminantes, el fomento del ahorro energético, el uso de energías verdes, el reciclaje de residuos, la eliminación de los plásticos y envases, etc, son aspectos a incluir en las temáticas de contenidos y planes editoriales de cualquier departamento de marketing y comunicación.

Si yo fuese CEO de una empresa que aspire a seguir dentro del mercado las próximas décadas, debería captar el mensaje y comenzar ya a posicionarme en el lado correcto, a cambiar la forma de comunicar, a comenzar una estrategia de acciones de marketing y comunicación desde dentro, de forma convincente y real, de lo contrario, seguir haciendo lo mismo, teñirá a la empresa del mismo color que el humo tóxico que respiramos en muchas ciudades.

¡Basta ya de excusas!

Imagen pixabay.com

0