El empresario mandón

Hoy quiero rendir un homenaje a esos emprendedores, empresarios y en general personas que ocupan puestos de responsabilidad dentro de empresas y que tienen una personalidad común que les identifica cómo lo que yo les denomino: los mandones.

Si eres, cómo yo, un profesional que dedicas parte de tu tiempo a tratar de ayudar a los mandones a que su empresa aumente clientes, facture más y en definitiva, crezca, creo que será de tu interés leer éste pequeño artículo. Si por el contrario, eres un empresario, emprendedor o directivo y crees que perteneces a éste colectivo, también te recomiendo que leas lo que viene a continuación, quizás te ayude en algo, o quizás no, pero, por favor, no te quedes con la duda.

¿ A qué llamo yo empresarios mandones ?

Son aquellas personas con responsabilidad de decisiones en una empresa, generalmente con un equipo de personas a su cargo aunque pueden ser autónomos ), que tienen unos rasgos de personalidad muy determinados, entre los que quiero destacar los siguientes:

  • son líderes muy respetados, a veces temidos y a los que les encanta dar ordenes.
  • buscan tener el poder, el control de las decisiones e imponer en todo momento sus reglas.
  • son viscerales, impulsivos, directos y dominantes, y les encantan hacer ver a los demás que tienen la razón.
  • se crecen ante el conflicto, no se asustan.
  • combativos y de decisiones rápidas y enérgicas, van con todo a la batalla porque saben que tienen la razón.
  • creen que el éxito lo han obtenido a base de hacer las cosas como ellos quieren y les cuesta trabajo dejarse aconsejar.
  • no quieren depender de nadie, y se creen
  • autosuficientes para hacer frente a cualquier situación.

Mensaje para consultores o coaches.
Los mandones, por lo general, son complicados de tratar, y especialmente hay que tener en cuenta que ellos creen que saben más que nadie de su negocio, por lo cual, aquel que comienza a tratar de ofrecer ayuda a un mandón, lo normal es que le sea complicado conseguir ganarse su confianza, y en muchas ocasiones te sentirás bastante frustrado ante su actitud, no obstante, por mi experiencia en tratar con ellos, voy a tratar de definir algunos aspectos que pueden servirte de ayuda:
  • Trata siempre de hacerles ver queaunque son expertos en lo que respecta a su negocio, siempre les va a venir bien la visión de una persona externa que podrá sacar a la luz mejoras que desde dentro de la empresa es difícil ver.
  • En mi caso, mi dilatada experiencia dentro de la comunicación y el marketing digital es una garantía de conocimiento, por lo que, trato siempre de hacerle ver que la sinergia entre las dos experiencias puede hacer que su empresa venza obstáculos actuales y pueda despegar como un cohete hacia el futuro.
  • A los mandones les estimulan mucho los objetivos claros y cuantificables, trata siempre de trabajar con ellos de ésta manera, sin esperar a que te lo pidan ellos, proponlo tú, les encantará y vencerás muchos de sus miedos.
  • Crea una estrategia de trabajo junto a ellos, de forma consensuada, si la estrategia la marcas tu, corres el riesgo de que lo tengas a la defensiva esperando que te equivoques o que salga algo mal, ya que él no ha participado de ello.
  • Cuando haya algún tipo de conflicto, sigual de sincero que él y directo, ten en cuenta que él no huye la discusión, le gusta la gente que no se acobarda ante él.
  • Una vez te ganes su confianza, el mandón te incluirá como uno de los suyos y entonces crearás un lazo de unión con éy su empresa muy duradero.

Mensaje para mandones.

Por último, si has llegado hasta aquí y crees que eres un mandón, voy a tratar de darte algunos consejos para que los tengas en cuenta, nunca para que los obedezcas me ha quedado empático contigo ¿ verdad? jeje )

Desde mi punto de vista tienes muchos puntos fuertes a tu lado, tu personalidad, además te ha convertido en un líder, y en un empresario de éxito, eso es indudable, pero a cambio, quizás hayas dejado por el camino a mucha gente válida e importante para ti que no ha soportado tu actitud o tus decisiones, que se ha cansado de obedecerte y a la que en lugar de dar alas, has intentado convertir en meros receptores de instrucciones al dictado.

Por ello, trata siempre de ganarte el respeto de los demás sin imponer nada, dejando que la gente se exprese y de rienda suelta a sus ideas, que te vean cómo el líder que siempre está ahí para ayudar, para resolver problemas y conflictos, para tomar las decisiones difíciles en consenso, y rodéate de buenos consejeros y consultores externos, expertos en su materia, crea lazos y sinergias con ellos a largo plazo , dales su confianza y trata de aprender de ellos y de todo lo que saben, de ésa forma ellos se implicarán en tu proyecto cómo si fuese suyo y los resultados serán fácilmente alcanzables.

Por último, convierte en esa persona moderada, tolerante, generoso y con ese espíritu magnánimo que tienes dentro de ti…

Óscar Cebollero

 

imagen licencia CCO pixabay.com

 

 

0